Ya ha llegado el calor. No debemos olvidar hidratarnos

Especialmente ahora que parece que empiezan aumentar las temperaturas (Viva! Por fin!) es importante tener especial consciencia y estar especialmente atentos a las necesidades de líquido de nuestro cuerpo.

fuenteamapola

Aunque, tomar una cantidad de líquido suficiente es básico durante todo el año, el aumento de las temperaturas nos hacen perder más y, por tanto debemos incrementar la ingesta. Ya comentamos la importancia del agua en nuestro organismo y recodamos que hay que tomar entre 1,5L y 2L (entre 6 y 8 vasos) cada día para poder contrarrestar las perdidas de líquido a través de la orina, la piel, la respiración y las heces.

Se debe estar especialmente atento de niños y ancianos ya que son la franja de población más débil. Además, estos últimos con la edad pierden la sensación de tener sed aunque se mantiene la necesidad de tomar la misma cantidad de líquido. Por tanto, es muy importante que beban aunque no tenga sed para evitar la deshidratación.

escarola copyteas copyPara comprobar nuestro nivel de hidratación sólo es necesario una simple observación de la orina. Si comparamos el color de nuestra orina de primera hora de la mañana con esta escala de Armstrong podremos hacer una valoración aproximada. Si estamos entre los 3 primeros números, nuestra hidratación sera correcta. A partir del 4 se considera deshidratación, y estar entre los niveles 7 i 8 indica una deshidratación severa.

urine-chart.gifNo hay que olvidar pero, que para hidratarnos podemos recurrir, además del agua, a infusiones y caldos vegetales. Es importante también aprovechar las frutas y hortalizas más ricas en agua, como las lechugas, la sandía, el pepino, el melón, los melocotones, los tomates o los albaricoques, por poner sólo algunos ejemplos. Los alimentos fríos también nos ayudaran también a soportar mejor las altas temperaturas.

Para fijarlo en la memoria os puede ir bien recordar esta pirámide de la hidratación de la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria.

hidratacion2

Y disfrutad del calorcito!

Como ordenar la nevera

La nevera es un electrodoméstico que presente en todas las casas. Cuando pensamos en su utilidad, nos viene a la cabeza la de mantener los alimentos y bebidas fríos. Pero, realmente ésta es una utilidad secundaria, ya que su desarrollo permitió y permite, sobretodo, alargar la vida útil de los alimentos. Es decir, hace que el alimento se mantenga en un estado óptimo para el consumo durante más tiempo y no se estropee con tanta facilidad.

Lo que hace la nevera es evitar el desarrollo de microorganismos en los alimentos, ya que, la mayoría, a bajas temperaturas (por debajo de 5ºC), no se pueden reproducir. El frigorífico no destruye estos microorganismos, sólo detiene su desarrollo, ya que su actividad se volverá a iniciar cuando el aumento de la temperatura lo permita.

Imagen de dominio público del Gobierno Federal de los Estados Unidos

Para almacenar los alimentos en el refrigerador en las mejores condiciones de conservación hay que tener en cuenta que:

– Se deben sacar los plásticos, cartones y todos los embalajes de los productos. Tampoco es recomendable conservar los productos en las latas.

TODOS los alimentos, en la nevera, deberían estar guardados en recipientes herméticos (una fiambrera) o tapados con papel transparente o de aluminio (la primera seria la mejor opción por ser la más ecológica). Este punto es muy importante por tres motivos:

      • Primero, para evitar que se contamine a causa del resto de alimentos de la nevera o que sea él, especialmente si está crudo, el que contamine el resto.

      • En segundo lugar, para que los alimentos no se sequen, sobretodo en neveras de sistema Nofrost.

      • Por último, porque aquellos que estén crudos no suelten jugos,

Una vez los tenemos guardados adecuadamente, hay que decidir en qué lugar de la nevera los ponemos. Todo dependerá del tipo de alimento y de la cantidad de frío que necesite. Al colocar los alimentos se debe seguir la misma norma que en la despensa, lo que se conoce como First-in/First-out: lo primero que entra es lo primero que sale. Así, se colocaran atrás los alimentos que se han adquirido recientemente y delante aquellos alimentos más antiguos para consumirlos primero.

Imprimir

  • Parte superior. Es, junto con la puerta, la zona menos fría de la nevera y, por lo tanto, se almacenarán aquellos alimentos que necesiten menos frío, como los alimentos cocinados y los huevos.

  • Parte central. Se deben colocar los alimentos que necesiten más frío que los anteriores y aquellos en cuya a etiqueta figure el mensaje: “Una vez abiertos, deben conservarse en frío”. Normalmente tenemos aquí los lácteos y los embutidos.

  • Parte inferior. Es la zona más fría y hay que reservarla para los alimentos que necesitan temperaturas más bajas como el pescado y la carne.

  • Cajones. Se conservan frutas y verduras. Recomendable sacarlas de la bolsa para evitar que se humedezcan y se estropeen antes.

  • Puerta. Es la zona menos fría de la nevera. Es donde deben colocarse los alimentos que necesitan menos refrigeración: las bebidas, mantequillas, mermeladas y productos envasados.

Os dejo también este vídeo relacionado con la colocación segura de los alimentos realizado por el ministerio y que formaba parte de la “Campaña para la prevención de enfermedades transmitidas por los alimentos” del año 2012 .

Desayunar es muy importante

Lo comentamos cuando hablamos del consumo navideño como es de importante desayunar, aunque a la hora de comer comamos en exceso.

No hay muchos estudios actuales sobre los hábitos de desayuno de la población de aquí. Un estudio de principios del 2010: ¿Qué desayunan los españoles? demostraba que en base a 1000 entrevistados telefónicamente, el 71,7% desayunaba en casa, un 23,2% alternan desayunar fuera y en casa, el 3,7% desayuna siempre fuera de casa y l’1,4% no desayuna nunca.

local copyDe hecho, el desayuno nos proporciona la energía y los nutrientes necesarios para empezar el día de una manera adecuada. Es especialmente importante en el caso de niños y adolescentes, ya que, además de estar en plena época de crecimiento, también deben estar en las mejores condiciones para rendir en los estudios. El desayuno es la comida que más nos “saltamos” y, en cambio, debe formar parte de nuestra rutina diaria.

Durante la noche se van agotando las reservas de energía de nuestro cuerpo y es muy importante renovarlas antes de empezar cualquier actividad. El desayuno el que hace es terminar con el ayuno nocturno y renueva las reservas y aporta la energía necesaria para realizar las actividades tanto físicas como mentales con las mejores garantías tal y como demuestran los estudios sobre El desayuno, la glucosa en sangre, y la cognición y la Revisión sistemática de los efectos del desayuno en el rendimiento cognitivo de niños y adolescentes.

esmorzar1 copyAún y con esta importancia, entre el 10 y el 30% de los niños europeos no desayunan, según el estudio sobre Hábitos de desayuno, estado nutricional, peso corporal y el rendimiento académico en los niños y los adolescentes. Este mismo estudio confirma los efectos positivos del desayuno en los indicadores del rendimiento, incluyendo la recuperación de la memoria, la capacidad de concentración y la creatividad. La revisión sistemática sobre El efecto del desayuno en el rendimiento cognitivo de niños y adolescentes analizó 45 estudios para concluir que el desayuno tiene un impacto positivo en el rendimiento escolar.

Teniendo en cuenta todos estos beneficios y la cantidad de niños que no desayunan, no resulta sorprendente que en 2008 se lanzara la campaña Breakfast is Best” (Desayunar es mejor). Detrás de esta campaña se encuentran la Asociación Europe de Médicos, la Federación Europea de Asociaciones de Dietistas, la Asociación Europea de Profesores y otras autoridades europeas en materia de salud. El objetivo de esta iniciativa es mostrar los beneficios del desayuno ante los responsables de la elaboración de políticas sobre alimentación. esmorzar2 copyLo comentamos también en el blog cuando hablamos de educar la alimentación. Es un trabajo en el que todos tenemos un papel, aunque los pilares son los centros escolares y sobretodo la familia. Los resultados de la revisión sistemática sobre La correlación de la familia y el consumo del desayuno entre los niños y los adolescentessugieren que los padres deben ser alentados a ser modelos positivos para sus hijos en la orientación de los propios hábitos alimentarios. Es decir, es más probable que los niños y los adolescentes desayunen en aquellas familias donde los adultos también lo hacen.

esmorzar copyQue hay que desayunar?

Desayunar debe ser alguna cosa más que tomar un café, ya qye este no nos aporta ningún nutriente. Según las Guías de la alimentación saludable de la Sociedad Española de Nutrición un buen desayuno debe tener:

  1. Un producto lácteo, en forma de leche o bebidas vegetales enriquecidas en calcio, yogur o queso.

  2. Un alimento del grupo de los cereales: pan, cereales de desayuno, galletas o repostería casera.

  3. Una pieza de fruta.

Los cereales, mucho mejor si son integrales y la fruta, que se pueda tomarla con piel para aumentar la cantidad de fibra de nuestra dieta.

A media mañana es bueno tomar una fruta o un yogur para reforzar los alimentos consumidos a primera hora, siempre dependiendo de las necesidades energéticas de cada uno. Con frecuencia, si estamos muchas horas sin tomar nada entre el desayuno y la comida, se llega a la hora de comer con mucha hambre y se come una cantidad de aliments superiores de la que necesitamos.

Opciones de desayuno:

  • Lecha con cereales + fruta.

  • Bocadillo de tomate y queso + zumo de frutas.

  • Vaso de bebida vegetal enriquecida con calcio + Tostada con mermelada.

  • Café con leche + una tostada con tomate y aceite de oliva + 1 loncha de jamón dulce + una pieza de fruta.

  • Tostada de tomate y aguacate + 1pieza de fruta.

  • Yogur con muesli + 1 pieza de fruta.

esmorzar copyPuede que también se tenga esa sensación que no somos capaces de tomar nada a por la mañana. El cuerpo es muy listo y un superviviente, por lo tanto se adapta a cualquier situación; aunque esto no significa que por mucho que siga funcionando lo haga en buenas condiciones. Por lo tanto, si se da este caso, lo que se debe hacer es empezar a tomar alimentos más ligeros como un zumo de frutas (mejor natural que comercial) y progresivamente ir introduciendo el resto de alimentos hasta llegar el día en que será el propio cuerpo el que nos pida desayunar.

Tanto si sois más de dulce o de salado podéis encontrar vuestra opción de desayuno equilibrado!

El consumo navideño

Estos días tan próximos a los de las fiestas tenemos la cabeza metida en las celebraciones de unas fechas señaladas.

Aunque es muy interesante valorar la tendencia en consumo durante las fiestas de Navidad, el último estudio publicado por el Ministerio de Agricultura Alimentación y Medio Ambiente es del 2007 y, por tanto no tenemos datos para comprar esos patrones de consumo en los últimos años.

Si nos basamos en el estudio sobre Perspectivas de consumo navideño”, elaborado por la “Asociación de Empresas del Gran Consumo” en el marco de “Aecoc Shopper View” vemos que se gastará una media de 250€ en alimentación, la misma cantidad que el año pasado. Los alimentos estrella según muestra el estudio son: el jamón, vinos y espumosos y dulces. Los consumidores consultados reconocen, también que reducirán el consumo de platos preparados, productos de alga gama y marisco. Además, el estudio muestra que el 78% de los compradores planificará su compra antes de salir de casa, y la mayoría a más consultará folletos buscando promociones y ofertas, y que comprará precios a diferentes establecimientos

nadalights copy En estas fechas señaladas todo el mundo busca que las comidas sean especiales y diferentes. Estas se caracterizan por ser copiosas y contundentes y se acompañan además, de bebidas alcohólicas. A todo esto, se debe sumar las largas sobremesas que acompañan siempre estas comidas y la poca actividad que conllevan.

Por todo estos es muy importante tener presente pequeños consejos que nos pueden ayudar a disfrutar mucho más de las comidas de estas fiestas sin sobrecargar excesivamente nuestro organismo y tener las mejores digestiones posibles.

  • Se puede empezar por reducir las comidas copiosas a esas fechas señaladas, el resto de los días aunque sean de vacaciones, intentar hacer comidas especialmente ligeras.

  • Pensar en poner en algún momento de la comida (como parte del aperitivo o como acompañamiento de algún plato) ensalada, hortalizas y verduras.

  • Utilizar la piña o el sorbete de limón como postre básico, ya que, a parte de ser muy frescos nos ayudan a digerir

  • No saltarse nunca el desayuno con la excusa que “voy a comer mucho” ya que, si llegamos a la comida sin comer nada, tendremos más hambre y será contraproducente. Hay que hacer un desayuno completo: hidratos de carbono, fruta y un lácteo.

  • Tomar de todo pero en raciones moderadas, sin abusar.

  • Si sois de los que preparáis las comidas, se puede por ejemplo rustir sin manteca: queda igual de rico y mucho más digestivo!

  • No alargar excesivamente las horas de inactividad: esta muy bien hacer sobremesa pero es muy recomendable salir a pasear un poco.

sopadenadal copyEstos días de Navidad evitad al máximo el desperdicio alimentario. Por eso hay que tener presentes las recomendaciones que dimos hace unos días aquí en el blog.

Felices fiestas a todos!

El desperdicio alimentario

Esta entrada participa en la V Edición del Carnaval de la Nutrición, organizado por el portal dietistasnutricionistas.es El tema propuesto en esta edición como nexo de unión es el de “Sistemas alimentarios sostenibles para la seguridad alimentaria y la nutrición” y cuáles son los cambios necesarios para ir en esta dirección.

Al leer el tema propuesto, creo que uno de los primeros cambios que hay que llevar a cabo en las conductas de la sociedad para encaminarnos hacia una alimentación más sostenible es el de la pérdida y desperdicio de alimentos.

La pérdida y desperdicio de alimentos es un problema global, aunque es cierto que debido a la abundancia de alimentos en los países más desarrollados, es en estos donde el despilfarro es mayor. Así lo demuestran las cifras de World Resources Institute:

  • El 24% de las calorías de los alimentos totales producidos se pierden o se malgastan cada año.

  • El 53% de todos los alimentos perdidos o desaprovechados cada año a nivel mundial son cereales como el trigo, el maíz y el arroz.

  • 1520Kcal es la cantidad de calorías por cápita que se pierde o se malgasta cada día en Estados Unidos, Canadá, Australia y Nueva Zelanda.

  • El 64% de las pérdidas o desperdicios alimentarios en los países desarrollados se producen antes que la comida sea procesada e incluso se envíe al mercado.

  • El 51% de las pérdidas o desperdicios alimentarios en el mundo desarrollado tiene lugar en restaurantes, caterings o en los hogares.

  • 173 billones de metros cúbicos de agua son utilizados para cultivar alimentos que se van a perder o desperdiciar. Esto representa el 24% de toda el agua utilizada para la agricultura.

  • 198 millones es el número de hectáreas dedicadas a la producción de alimentos que se pierden o se malgastan cada año. Esto es aproximadamente la extensión de México.

WRI13_WRR_Loss_WasteEstas cifras reflejan además la complejidad y la gravedad de la pérdida de alimentos y residuos que son de carácter económico, de recursos naturales y también de bienestar para la humanidad.

La preocupación entorno a este tema fue visible a partir de 2011 cuando la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) realizó unos estudios como base para el primer congreso internacional Save Food! que organizó con el objetivo de sensibilizar sobre las pérdidas y el desperdicio de alimentos en el mundo y su impacto. Des de entonces se sigue organizando anualmente. El año 2014 será además el Año Europeo contra el desperdicio de alimentos.

Para lograr la reducción del desperdicio de alimentos se lanzó ya en 2012, des del Parlamento Europeo una propuesta para la mejora de la eficiencia de la cadena alimentaria en base a unos estudios realizados el año anterior, donde se estimaba que la generación anual de residuos alimentarios en la Unión Europea ascendía a 89 millones de toneladas, es decir, 179 kilos por habitante. Estimando que estos residuos alcanzarán en 2020 los 126 millones de toneladas (un aumento del 40%) si no se toman medidas al respecto.

Sus propuestas se concretaban en:

  • Diversificar el tamaño de los envases para ayudar a los consumidores a adquirir cantidades adecuadas.

  • Introducir cursos de educación sobre alimentos en todos los niveles de enseñanza.

  • Reorientar los programas de distribución de alimentos entre las personas más desfavorecidas.

  • Aclarar el sentido de las indicaciones de fechas en las etiquetas de los alimentos y considerar el etiquetado con doble fecha (fecha límite para la venta y fecha límite de consumo).

A partir de los estudios de la FAO, des de España se ha desarrollado la estrategia “Más alimento, menos desperdicio”, ya que es el sexto país que más comida desperdicia (7,7 millones de toneladas), tras Alemania (10,3 millones de toneladas), Holanda (9,4 millones de toneladas), Francia (9 millones de toneladas), Polonia (8,9 millones de toneladas) e Italia (8,8 millones de toneladas).

Cada español tira unos 250€ anuales en comida y más del 45% de estos alimentos podrían haberse consumido si su adquisición se hubiera planificado, gestionado y si se hubiera almacenado mejor. Aproximadamente el 30% de la comida empaquetada se tira antes de ser abierta y alrededor del 50% de los alimentos desperdiciados lo constituyen frutas y verduras, seguidos de sobras procedentes de platos cocinados en casa y/o comida rápida.

Captura de 2013-11-10 18:19:54

 Tipos de alimentos que se tiran en España

Captura de 2013-11-10 18:20:08Motivos por los que se tiran alimentos en España

Des de nuestros hogares, podemos tener un papel en ese cambio hacia una alimentación más sostenible dejando de desperdiciar comida. Ya que somos los responsables del 42% del despilfarro, del cual se calcula que un 60% se puede evitar. Como podemos hacer eso?

  • Planificar las comidas semanalmente para ser conscientes de los productos que necesitamos.

  • Hacer siempre una lista de compra antes de ir al supermercado y evitar ir cuando tenemos hambre ya que siempre acabamos comprando alimentos innecesarios.

  • Rotar los alimentos: colocar aquellos alimentos más antiguos en la parte delantera de la despensa, frigorífico o congelador y los más nuevos en la parte trasera.

  • Comprar productos que se pueden utilizar en la confección diferentes platos para aumentar las posibilidades de crear diferentes comidas.

  • Buscar siempre aquellos productos con la fecha de caducidad más lejana y también productos frescos que en el caso de no poder consumir de inmediato siempre se pueden congelar para otra ocasión.

  • Revisar el frigorífico, el congelador y la despensa una vez a la semana para controlar de que alimentos disponemos y en qué cantidad, así no realizar compras innecesarias.

  • Servir en los platos cantidades adecuadas. Es mejor repetir, si nos quedamos con hambre, para poder reutilizar lo sobrante en la fuente o en la olla.

  • Si nos ha sobrado comida NO la tiramos a la basura, los utilizamos para la comida del día siguiente. Lo aprovechamos como ingredientes para otra comida o lo congelamos para otra ocasión.

  • Con la fruta demasiado madura se puede elaborar batidos, zumos o tartas; y con las verduras que empiezan a ponerse mustias, se pueden hacer cremas, purés o caldos.

  • Tirar los alimentos sólo si están de verdad en malas condiciones y consumirlos antes de que se pase la fecha de caducidad que indica la etiqueta.

El ahorro de comida, por tanto, creo que es una pieza fundamental para la creación de un futuro modelo de alimentación sostenible para todos.

Comidas con fiambrera

Para ahorrar un poco en época de crisis o para escoger exactamente lo que comemos y cómo nos lo comemos, el caso es que el número de fiambreras ha aumentado a la hora de comer fuera de casa. Pero comer de fiambrera no debe ser sinónimo de comer aburrido ni desequilibrado.

Empezemos dando unas indicaciones generales a tener en cuenta cuando la preparamos:

  • Para facilitar el transporte, es interesante preparar platos únicos que incluyan el primero y el segundo. Así reducimos los recipientes y el espacio.
  • Debemos elegir formas de cocción adecuadas. No todas van bien para comer al día siguiente. Es el caso de carnes y pescados a la plancha, que quedan muy secos pasadas unas horas.
  • No podemos olvidar el equilibrio. También las comidas que nos llevamos deben tener los nutrientes básicos: hidratos de carbono, proteínas, verduras o hortalizas y lípidos.

tupper copyTeniendo en cuenta estos consejos, algunas opciones de menú podrían ser:

Ensaladas: de pasta, arroz, legumbres o patata con todas las hortalizas que queramos: lechuga, espinacas tiernas, tomate, cebolla, apio fresco, canónigos, pepino, brotes de soja, pimiento, aguacate, espárragos, maíz…Como segundo plato podemos añadir:

– huevo duro o tortilla (muy cocinada para evitar toxinfecciones alimentarias).
– atún en lata.
– pollo (pasado por la sarten con un poco de aceite no queda tan seco)

Otra combinación muy buena y equilibrada que se puede preparar también en ensalada es una de las recetas que os presentamos aquí en el blog: la ensalada de lentejas y arroz. Si se toman juntos forman lo que se llama proteína de alto valor biológico, que equivale a un segundo plato. Y conseguimos así también un plato completo.

amanida copyOtras opciones pueden consistir en preparar segundos platos más contundentes: salchichas, hamburguesas muy bien cocinadas, salsa boloñesa casera o hasta algunos pescados, como el salmón, que no queden secos al cocinarlos, y acompañarlos con verduras y hidratos: arroz, cus-cus, pasta o patata (cocinada, por ejemplo, con cebolla al microondas con su propio vapor de agua y no mucho aceite). Incluso esporádicamente, una vez a la semana, se pueden hacer escalopes de pollo o ternera empanadas. Así evitaremos que la carne quede reseca. En este caso el acompañamiento ideal seria verdura o ensalada.

bolonyesa copyLa opción del bocadillo para comer también puede ser equilibrada, aunque sí que se debe evitar convertirlo en una costumbre. Así, por ejemplo, podemos elaborar un bocadillo de tortilla o atún con tomate y otras hortalizas (los embutidos los reduciremos al máximo). Podemos acabar con una pieza de fruta y un yogur.

cuscus copyLos postres sera el elemento que acabará de equilibrar el menú. Las combinaciones más adecuadas son: yogur con la ensalada, porque ésta ya nos aporta el producto crudo, y fruta fresca, si tomamos todos los alimentos cocinados, porque aportará las vitaminas y minerales que con la cocción de los alimentos se pueden perder.

Sobre dietas vegetarianas

Seguimos contestando preguntas que llegan a nuestra página de facebook. En este caso sobre los beneficios de la dieta vegetariana, si es adecuada para deportistas y si ayuda a perder peso

La dieta vegetariana es aquella que se caracteriza por eliminar total o parcialmente los alimentos de origen animal. Según esta premisa encontramos cuatro tipos de alimentación vegetariana de menos a más estricta:

Alimentación ovolactovegetariana: mantiene productos de origen animal: los huevos la leche y sus derivados.

Alimentación ovovegetariana: mantiene únicamente los huevos como alimento de origen animal.

Alimentación lactovegetariana: mantiene sólo la leche y sus derivados como alimentos de origen animal.

Alimentación vegana: es la que no contiene ningún alimento de origen animal.

La Asociación americana de dietética (ADA) en el 2009 manifestó que “Las dietas vegetarianas bien planificadas son apropiadas en todas las etapas del ciclo vital, incluyendo el embarazo, la lactancia, la infancia y la adolescencia, así como para deportistas.

 vegetarianAutor desconocido

Entre los beneficios de esta dieta se incluye la baja aportación de grasa saturada, y la aportación baja o nula de colesterol. Además, en la dieta vegetariana se incluye una mayor cantidad de fibra, lo que permite tener mucho más limpios de toxinas nuestros intestinos.

Estudios realizados han demostrado que las personas que siguen una dieta vegetariana sufren menos patologías cardiovasculares (Appleby, Davey y Key, 2002). Este hecho se atribuye a la acción protectora de la fibra soluble, los frutos secos, los esteroles vegetales, la soja y otros compuestos muy presentes en esta dieta. En la hipertensión, los resultados del estudio americano DASH (Aproximaciones Dietéticas para parar la Hipertención) y las revisiones de la ADA, demuestran que la ingesta considerable de fruta y verdura reduce significativamente la presión arterial (Sacks et al., 1999, ADA, 2009). La prevalencia de obesidad en la población vegetariana es menor, como demuestran estudios como el de Key, 1996. Y las investigaciones del Oxford Vegetarian Study indican que el IMC (Índice de masa corporal), en general más bajo, en las personas vegetarianas, se debe al menor consumo de grasas animales y al mayor consumo de fibra (Appleby, Thorogood, Mann y Key,1999).

InternationalVegetarianUnion-JWT-Kuwait Imagen de International Vegetarian Union

En todos los casos, incluyendo por tanto a los deportistas, para asegurar el éxito, se debe realizar un correcto planteamiento de la dieta vegetariana o vegana y planificarlas adecuadamente para no sufrir carencias indeseables de algun nutriente. Si se hace así no habrá ningún problema. Es muy importante informarse y contar con la supervisión de un profesional.

En términos muy generales, me gustaria recalcar que a pesar de las restricciones de algunos alimentos propias de la misma dieta, esta debería seguir siendo variada y será bueno probar e introducir nuevos alimentos que la completen.

En cuanto a la pérdida de peso, si bien es verdad que el reordenamiento de la dieta y el cambio de hábitos puede llevar a eliminar el exceso de peso, debe quedar claro que las dietas vegetarianas o veganas no son unas dietas para perder peso.