Los huevos

Los huevos son un alimento se ha mirado con cierta desconfianza debido al colesterol que contiene y las posibles consecuencias cardiovasculares. Como muy bien explica el nutricionista Juan Revenga (al que os invito a seguir) en el artículoLa redención nutricional del huevo como alimento” en los últimos estudios se ha sescubierto que no es así. Incluso, como el cuenta la Fundación Española del Corazón el 17 de enero de este año publicó una nota de prensa en la que comunicaba que no consideraba necesario restringir el consumo de huevos en la dieta de las personas sanas.

ous copyTotalmente de acuerdo con esta medida. Ya era hora! Sin embargo, dejar claro que, como cualquier otro alimento, se debe incluir de forma mesurada dentro de una dieta equilibrada, variada y completa.

El huevo es un alimento de alto valor nutritivo, pero, como con todos los alimentos, es importante tener clara la procedencia y la calidad del producto.

g

Como de fresco es el huevo

Para comprobar visualmente la frescura de un huevo, nos podemos guiar por esta tabla del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos.

categoriesUnidadesHaughRecuadro extraído de las Lecciones sobre el huevo

g

Por otro lado, debemos interpretar los números que aparecen escritos en los huevos.

codigohuevoExtraído del folleto Todo lo que debes saber del huevo

g

El primer dígito es la forma de cría y podemos encontrar:

3. Gallinas criadas en jaulas: las gallinas se encuentran dentro de jaulas diseñadas especialmente para facilitar la recolección de los huevos sin que se ensucien de heces. Las gallinas tienen acceso continuo a agua y a una alimentación equilibrada. Es el sistema más habitual en España.
2. Huevos de gallinas criadas en el suelo: las gallinas se mueven libremente dentro del gallinero donde tienen comida, agua, ponederos y zonas de descanso.

1. Huevos de gallinas criadas al aire libre: las granjas tienen además de un gallinero como el de las gallinas del grupo anterior, corrales al aire libre donde las gallinas picotean y escarban.
0. Huevos de producción ecológica: las instalaciones son similares a las anteriores pero su alimentación proviene de la agricultura ecológica y debe cumplir las normas estrictas de esta producción.

Os recomiendo que no os fiéis mucho de lo que pone en las etiquetas o envoltorios, se debe mirar la numeración del huevo. Yo soy de las que abre los embalajes (los que se pueden sin romperlos) para saber exactamente cuál es la procedencia de los huevos que compro.

DSCN4365 copyEl precio de los huevos esta directamente relacionado con estas características. Mi experiencia personal me ha permitido comprobar que los huevos del 0 que he comido (comparándolos con los huevos de otras numeraciones) son los que por sabor, color y frescor más se parecen a los huevos de gallinas criadas en casa. Estos últimos son los mejores, sin ninguna duda. Gracias abuela por compartirlos!

d

Recordamos que los huevos son alimentos proteicos y que pertenecen al mismo grupo de alimentos que la carne y el pescado y están situados en el tercer nivel de la pirámide de los alimentos.

Aprovecho esta entrada para seguir defendiendo los productos de temporada y también de proximidad!

Como ordenar la nevera

La nevera es un electrodoméstico que presente en todas las casas. Cuando pensamos en su utilidad, nos viene a la cabeza la de mantener los alimentos y bebidas fríos. Pero, realmente ésta es una utilidad secundaria, ya que su desarrollo permitió y permite, sobretodo, alargar la vida útil de los alimentos. Es decir, hace que el alimento se mantenga en un estado óptimo para el consumo durante más tiempo y no se estropee con tanta facilidad.

Lo que hace la nevera es evitar el desarrollo de microorganismos en los alimentos, ya que, la mayoría, a bajas temperaturas (por debajo de 5ºC), no se pueden reproducir. El frigorífico no destruye estos microorganismos, sólo detiene su desarrollo, ya que su actividad se volverá a iniciar cuando el aumento de la temperatura lo permita.

Imagen de dominio público del Gobierno Federal de los Estados Unidos

Para almacenar los alimentos en el refrigerador en las mejores condiciones de conservación hay que tener en cuenta que:

– Se deben sacar los plásticos, cartones y todos los embalajes de los productos. Tampoco es recomendable conservar los productos en las latas.

TODOS los alimentos, en la nevera, deberían estar guardados en recipientes herméticos (una fiambrera) o tapados con papel transparente o de aluminio (la primera seria la mejor opción por ser la más ecológica). Este punto es muy importante por tres motivos:

      • Primero, para evitar que se contamine a causa del resto de alimentos de la nevera o que sea él, especialmente si está crudo, el que contamine el resto.

      • En segundo lugar, para que los alimentos no se sequen, sobretodo en neveras de sistema Nofrost.

      • Por último, porque aquellos que estén crudos no suelten jugos,

Una vez los tenemos guardados adecuadamente, hay que decidir en qué lugar de la nevera los ponemos. Todo dependerá del tipo de alimento y de la cantidad de frío que necesite. Al colocar los alimentos se debe seguir la misma norma que en la despensa, lo que se conoce como First-in/First-out: lo primero que entra es lo primero que sale. Así, se colocaran atrás los alimentos que se han adquirido recientemente y delante aquellos alimentos más antiguos para consumirlos primero.

Imprimir

  • Parte superior. Es, junto con la puerta, la zona menos fría de la nevera y, por lo tanto, se almacenarán aquellos alimentos que necesiten menos frío, como los alimentos cocinados y los huevos.

  • Parte central. Se deben colocar los alimentos que necesiten más frío que los anteriores y aquellos en cuya a etiqueta figure el mensaje: “Una vez abiertos, deben conservarse en frío”. Normalmente tenemos aquí los lácteos y los embutidos.

  • Parte inferior. Es la zona más fría y hay que reservarla para los alimentos que necesitan temperaturas más bajas como el pescado y la carne.

  • Cajones. Se conservan frutas y verduras. Recomendable sacarlas de la bolsa para evitar que se humedezcan y se estropeen antes.

  • Puerta. Es la zona menos fría de la nevera. Es donde deben colocarse los alimentos que necesitan menos refrigeración: las bebidas, mantequillas, mermeladas y productos envasados.

Os dejo también este vídeo relacionado con la colocación segura de los alimentos realizado por el ministerio y que formaba parte de la “Campaña para la prevención de enfermedades transmitidas por los alimentos” del año 2012 .

Pescado con patatas, cebollas y ajos al horno

Comparto con vosotros un plato rápido y muy fácil de realizar que contiene las proteínas, los hidratos de carbono y la grasa en un sólo plato. Se trata de un pescado blanco al horno, una dorada, en este caso pescada con caña en la Badia dels Alfacs (Delta de l’Ebre), con patatas, cebolla y ajos.

ingredientsclose copyIngredientes:

– Dorada (se puede hacer con cualquier pescado blanco parecido)

– Cebollas

– Ajos

– Aceite de oliva

– Granos de pimienta

– Orégano

– Sal

ingredients copyLos pasos son bien sencillos:

Primero limpiar el pescado, salarlo y ponerlo en el fondo de la cazuela (se puede utilizar también una bandeja de horno).

A continuación, pelar las patatas y las cebollas y cortarlas en rodajas (un poco gruesas para que no se nos quemen antes de que el pescado esté cocinado). Los ajos los podemos poner enteros y finalmente añadir un moco de sal, pimienta, el orégano y el aceite de oliva.

totalacassola copySólo falta tapar la cazuela con papel de aluminio y ponerlo en el horno a unos 180º durante una media hora. Aunque el tiempo dependerá de la medida y el peso de la pieza.

Transcurrido este tiempo, mirar si el pescado está cocido a nuestro gusto y servir.

platfet copyBuen provecho!

Ensalada de arroz y legumbre

Hoy os propongo una receta que podria ser perfectamente una comida: ensalada de lentejas y arroz. Recordemos que este plato nos aporta proteína de alto valor biológico, ya que mezclamos cereal y legumbre, como indicamos en el post en el que hablabamos de las proteínas.

IMG_0583 copy

Para este plato necesitamos:

– Lentejas

– Arroz

– Lechuga

– Tomate

– Pepino

– Pimiento rojo

– Cebolla tierna

– Algas wakame secas

– Semillas de lino trituradas

IMG_0551 copyLa receta es sencilla de preparar:

Primero se tienen que hervir las lentejas y el arroz (fuente de hidratos de carbono) y mezclarlos en un bol.

IMG_0555 copyLas algas, las ponemos en remojo para rehidratarlas. Son una fantástica fuente de vitaminas (A, C y del grupo B) y minerales (sodio, hierro, calcio, yodo, potasio y fósforo).

IMG_0569 copyMientras se remojan, podemos ir cortando las hortalizas.

IMG_0567 copy

Para la lechuga es interesante utilizar un centrifugador, no sólo en este caso, sino en general, para evitar que la ensalada quede aguada.

IMG_05771 copyPor último se deben mezclar todos los ingredientes y aliñar al gusto, controlando la cantidad de aceite. Yo he puesto soja y aceite de oliva (fuente de omega 3).

Finalmente añadir las semillas de lino (fuente de omega 3) y ya podéis servir.

IMG_0578 copyBuen provecho!

Grasas o lípidos

Nutrientes básicos: Hidratos de carbono, Proteínas, Lípidos, Agua, Vitaminas, Minerales

Continuamos con al descripción de los diferentes nutrientes. Después de tratar los hidratos de carbono y las proteínas, ahora es el turno de las grasas o lípidos, que tienen las funciones siguientes en nuestro organismo:

      1. Papel energético, por dos motivos:

        – Por un lado, cuando se queman ácidos grasos se obtiene más energía que cuando se queman hidratos de carbono (las grasos aportan 9 calorías por gramo y los hidratos de carbono 4).

        – Por otro lado, la acumulación de grasa en el cuerpo es una reserva energética.

      2. Papel estructural, porqué todas las paredes de las células están formadas por grasas.

      3. Papel de transporte de diferentes compuestos a través de las paredes de las células y también a través de la sangre.

      4. Papel metabólico, porque interviene en la formación de complejos básicos para el cuerpo.

Para poder desarrollar todas estas funciones la presencia de las grasas en nuestra dieta es totalmente necesaria. La mayor parte de los lípidos que consumimos provienen del grupo de los triglicéridos, estos están formados por una molécula de glicerol o glicerina donde están unidos tres ácidos grasos de cadena más o menos larga.

Los ácidos grasos se clasifican según el número de dobles enlaces (insaturaciones) que tienen: las grasas saturadas, que no tienen dobles enlaces, las grasas monoinsaturadas, que tienen uno, y las grasas polinsatruadas, que, tienen dos o más.

trigliceridos-01Estructura química de un triglicérido

Grasas saturadas. No contienen ninguna insaturación (químicamente un doble enlace) y por tanto su estructura es completamente rígida, cosa que dificulta su movilidad a través de las arterias (acumulación fácil). Son únicamente de origen animal y sólidos a temperatura ambiente. Todos ellos pueden ser creados por el organismo, por tanto no es absolutamente necesario que sean aportados por la alimentación. Entre los principales encontramos:

Ácido palmítico, ácido esteárico y ácido lignocérico.

Alimentos ricos en grasa saturada: carne, embutidos, mantequillas, quesos, yogures y leche enteros, manteca, aceite de coco, helados, bollería industrial.

saturados copyAlgunos alimentos que aportan grasas saturada

Grasas monoinsaturadas. Tener una insaturación les confiere unas características más maleables, que facilitan la circulación a través de las arterias. Estas grasas son en general líquidas a temperatura ambiente y no pueden ser sintetizadas por el organismo. Se deben introducir, por tanto, mediante la dieta. Entre las principales encontramos:

Ácido oleico y ácido palmitoleico

Alimentos ricos en grasas monoinsaturadas: aceitunas, frutos secos, cacahuete, aguacate y sus aceites.

monoinsaturados copyAlgunos alimentos que aportan grasas monoinsaturada

Grasas poliinsaturadas. Tienen dos o más insaturaciones, que les proporcionan una mayor maleabilidad que facilitan su circulación a través de las arterias. Tampoco pueden ser creados por nuestro organismo y han de ser aportados mediante la dieta diária. Se encuentran en alimentos tanto de origen animal como vegetal.

Se clasifican en dos famílias según la posición del primer doble enlace:

           Ácidos grasos omega 3, que derivan principalmento del ácido linoleico (los ácidos EPA y DHA pertenecen a este grupo).

 Alimentos ricos en grasas omega 3: pescado azul (salmón, caballa, arenque, trucha, sardina, anchoa…), nueces, semillas de soja y lino.

omega3cas copyAlgunos alimentos que aportan omega 3

          Ácidos grasos omega 6, que derivan principalmente del ácido alfa-linolénico.

Alimentos ricos en grasas omega 6: germen de trigo, semillas de girasol, sésamo, nueces, soja, maíz y sus aceites.

omega6cast copy Algunos alimentos que aportan omega 6

Hay que procurar que estén presentes en nuestra dieta de una forma equilibrada, aunque encontramos muchas más fuentes de omega 6 que de omega 3. Recomendaciones mundiales del consumo de ácidos grasos esenciales.

Los ácidos grasos insaturados se pueden clasificar también según la estructura de su molécula. Los dobles enlaces que tienen proporcionan a su estructura unas características químicas determinadas que les permiten presentarse en forma “cis” o en forma “trans”. La cadena en forma “cis” representa una molécula doblada, al contrario de la que representa la forma “trans” que es recta.

La mayoría de las grasas insaturadas presentan la forma “cis” pero hay unos alimentos que presentan los ácidos grasos insaturados en forma “trans”. Estos son: la carne y la leche de los rumiantes y sobretodo todos aquellos productos que contienen aceites endurecidos industrialmente, proceso conocido como hidrogenación (en la etiqueta del producto se identifica porque pone aceites hidrogenados o parcialmente hidrogenados).

Se ha demostrado que estas grasas aumentan los niveles de colesterol LDL (el colesterol conocido como malo) y disminuyen además los niveles de colesterol HDL (el colesterol conocido como bueno), también aumentan el riesgo de las enfermedades coronarias. Por tanto, es recomendable eliminarlos de nuestra dieta.

Fosfolípidos, colesterol y ceras son el resto de compuestos lipídicos que ingerimos con la dieta y que forman parte del organismo. Hablaremos de ellos más adelante.