Comidas con fiambrera

Para ahorrar un poco en época de crisis o para escoger exactamente lo que comemos y cómo nos lo comemos, el caso es que el número de fiambreras ha aumentado a la hora de comer fuera de casa. Pero comer de fiambrera no debe ser sinónimo de comer aburrido ni desequilibrado.

Empezemos dando unas indicaciones generales a tener en cuenta cuando la preparamos:

  • Para facilitar el transporte, es interesante preparar platos únicos que incluyan el primero y el segundo. Así reducimos los recipientes y el espacio.
  • Debemos elegir formas de cocción adecuadas. No todas van bien para comer al día siguiente. Es el caso de carnes y pescados a la plancha, que quedan muy secos pasadas unas horas.
  • No podemos olvidar el equilibrio. También las comidas que nos llevamos deben tener los nutrientes básicos: hidratos de carbono, proteínas, verduras o hortalizas y lípidos.

tupper copyTeniendo en cuenta estos consejos, algunas opciones de menú podrían ser:

Ensaladas: de pasta, arroz, legumbres o patata con todas las hortalizas que queramos: lechuga, espinacas tiernas, tomate, cebolla, apio fresco, canónigos, pepino, brotes de soja, pimiento, aguacate, espárragos, maíz…Como segundo plato podemos añadir:

– huevo duro o tortilla (muy cocinada para evitar toxinfecciones alimentarias).
– atún en lata.
– pollo (pasado por la sarten con un poco de aceite no queda tan seco)

Otra combinación muy buena y equilibrada que se puede preparar también en ensalada es una de las recetas que os presentamos aquí en el blog: la ensalada de lentejas y arroz. Si se toman juntos forman lo que se llama proteína de alto valor biológico, que equivale a un segundo plato. Y conseguimos así también un plato completo.

amanida copyOtras opciones pueden consistir en preparar segundos platos más contundentes: salchichas, hamburguesas muy bien cocinadas, salsa boloñesa casera o hasta algunos pescados, como el salmón, que no queden secos al cocinarlos, y acompañarlos con verduras y hidratos: arroz, cus-cus, pasta o patata (cocinada, por ejemplo, con cebolla al microondas con su propio vapor de agua y no mucho aceite). Incluso esporádicamente, una vez a la semana, se pueden hacer escalopes de pollo o ternera empanadas. Así evitaremos que la carne quede reseca. En este caso el acompañamiento ideal seria verdura o ensalada.

bolonyesa copyLa opción del bocadillo para comer también puede ser equilibrada, aunque sí que se debe evitar convertirlo en una costumbre. Así, por ejemplo, podemos elaborar un bocadillo de tortilla o atún con tomate y otras hortalizas (los embutidos los reduciremos al máximo). Podemos acabar con una pieza de fruta y un yogur.

cuscus copyLos postres sera el elemento que acabará de equilibrar el menú. Las combinaciones más adecuadas son: yogur con la ensalada, porque ésta ya nos aporta el producto crudo, y fruta fresca, si tomamos todos los alimentos cocinados, porque aportará las vitaminas y minerales que con la cocción de los alimentos se pueden perder.

Pescado con patatas, cebollas y ajos al horno

Comparto con vosotros un plato rápido y muy fácil de realizar que contiene las proteínas, los hidratos de carbono y la grasa en un sólo plato. Se trata de un pescado blanco al horno, una dorada, en este caso pescada con caña en la Badia dels Alfacs (Delta de l’Ebre), con patatas, cebolla y ajos.

ingredientsclose copyIngredientes:

– Dorada (se puede hacer con cualquier pescado blanco parecido)

– Cebollas

– Ajos

– Aceite de oliva

– Granos de pimienta

– Orégano

– Sal

ingredients copyLos pasos son bien sencillos:

Primero limpiar el pescado, salarlo y ponerlo en el fondo de la cazuela (se puede utilizar también una bandeja de horno).

A continuación, pelar las patatas y las cebollas y cortarlas en rodajas (un poco gruesas para que no se nos quemen antes de que el pescado esté cocinado). Los ajos los podemos poner enteros y finalmente añadir un moco de sal, pimienta, el orégano y el aceite de oliva.

totalacassola copySólo falta tapar la cazuela con papel de aluminio y ponerlo en el horno a unos 180º durante una media hora. Aunque el tiempo dependerá de la medida y el peso de la pieza.

Transcurrido este tiempo, mirar si el pescado está cocido a nuestro gusto y servir.

platfet copyBuen provecho!

Ensalada de arroz y legumbre

Hoy os propongo una receta que podria ser perfectamente una comida: ensalada de lentejas y arroz. Recordemos que este plato nos aporta proteína de alto valor biológico, ya que mezclamos cereal y legumbre, como indicamos en el post en el que hablabamos de las proteínas.

IMG_0583 copy

Para este plato necesitamos:

– Lentejas

– Arroz

– Lechuga

– Tomate

– Pepino

– Pimiento rojo

– Cebolla tierna

– Algas wakame secas

– Semillas de lino trituradas

IMG_0551 copyLa receta es sencilla de preparar:

Primero se tienen que hervir las lentejas y el arroz (fuente de hidratos de carbono) y mezclarlos en un bol.

IMG_0555 copyLas algas, las ponemos en remojo para rehidratarlas. Son una fantástica fuente de vitaminas (A, C y del grupo B) y minerales (sodio, hierro, calcio, yodo, potasio y fósforo).

IMG_0569 copyMientras se remojan, podemos ir cortando las hortalizas.

IMG_0567 copy

Para la lechuga es interesante utilizar un centrifugador, no sólo en este caso, sino en general, para evitar que la ensalada quede aguada.

IMG_05771 copyPor último se deben mezclar todos los ingredientes y aliñar al gusto, controlando la cantidad de aceite. Yo he puesto soja y aceite de oliva (fuente de omega 3).

Finalmente añadir las semillas de lino (fuente de omega 3) y ya podéis servir.

IMG_0578 copyBuen provecho!

Revuelto de puerros del huerto y pan con tomate

Empezamos un nuevo apartado en el blog en el que combinaremos cocina y nutrición. Un espacio para compartir comidas con recetas equilibradas, rápidas y fáciles de realizar.

El primero de todos será Revuelto de puerros de huerto urbano, pan con tomate y plátano

IMG-20130520-WA0003 copyEl huerto urbano

IMG_0507 copyLos puerros

Es un plato equilibrado y los ingredientes son representantes de los niveles básicos de la pirámide de los alimentos:

Puerros (verdura: base de la pirámide)

Huevos (proteínas: segundo nivel)

Pan (hidratos de carbono: base de la pirámide)

Tomate para mojar (verdura: base de la pirámide)

Aceite de oliva (base de la pirámide pero de forma controlada)

Plátano (fruta: base de la pirámide)

IMG_0512 copyLos ingredientes principales

La receta es muy fácil:

Consiste en sofreír los puerros en la sartén con un poco de aceite de oliva. Una vez cocinados añadir los huevos, removerlo todo y darle el punto de cocción que guste a cada uno.

A parte, mojar el pan con el tomate y servir.

IMG_0520 copyRevuelto de puerros con pan con tomate y plátano

Buen provecho!

Os animáis a compartir vuestras cenas con nosotros?